Este es un libro arriesgado y valiente: no le teme a probar géneros y formas, pero siempre con una voz narrativa propia, que se distingue por una prosa poética encendida y singular. Sus cuentos fluyen con un tono confesional que nos hacen ser testigos incluso de lo que no deberíamos ver. Los personajes nos hablan como si estuviésemos al lado de ellos; comparten sus dudas, sus miedos, sus certezas abandonadas, y así develan su intimidad. Una intimidad pasional que muchas veces expande los límites del realismo hasta introducirse en lo fantástico; y otras, ilumina aquello que los personajes querrían mantener en la oscuridad.

En su prosa hay un tema latente que aparece de distintas formas: la separación de una pareja. Casi como un tratado sobre las rupturas amorosas, nos acercamos y alejamos de personas que recurren a situaciones extremas para poder separarse; otras que dejan la vida en eso, como también parejas engañadas y hasta mujeres que se incendian por dentro para no ser devoradas por el otro.

Los textos de Agustina de Diego evidencian que la realidad puede tener una dimensión diferente de la que creemos percibir, y que un nuevo territorio literario emerge para ser descubierto.

Marisol Alonso

Lo que nos falta de Agustina De Diego

$15.000
Lo que nos falta de Agustina De Diego $15.000
Entregas para el CP:

Medios de envío

Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.

Este es un libro arriesgado y valiente: no le teme a probar géneros y formas, pero siempre con una voz narrativa propia, que se distingue por una prosa poética encendida y singular. Sus cuentos fluyen con un tono confesional que nos hacen ser testigos incluso de lo que no deberíamos ver. Los personajes nos hablan como si estuviésemos al lado de ellos; comparten sus dudas, sus miedos, sus certezas abandonadas, y así develan su intimidad. Una intimidad pasional que muchas veces expande los límites del realismo hasta introducirse en lo fantástico; y otras, ilumina aquello que los personajes querrían mantener en la oscuridad.

En su prosa hay un tema latente que aparece de distintas formas: la separación de una pareja. Casi como un tratado sobre las rupturas amorosas, nos acercamos y alejamos de personas que recurren a situaciones extremas para poder separarse; otras que dejan la vida en eso, como también parejas engañadas y hasta mujeres que se incendian por dentro para no ser devoradas por el otro.

Los textos de Agustina de Diego evidencian que la realidad puede tener una dimensión diferente de la que creemos percibir, y que un nuevo territorio literario emerge para ser descubierto.

Marisol Alonso